Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dilluns, 22 d’agost de 2011

Come, reza, ama (Ryan Murphy)





Película: Come, reza, ama.
Director: Ryan Murphy.
País: Estados Unidos:
Intérpretes: Julia Roberts, Javier Bardem, James Franco, Viola, Davis.
  
Antes de meterme de lleno en la película, quiero decir, que los que esperen que van a ir a ver una película candidata a los oscar, que se vayan quitando esa idea de la cabeza, aunque claro, con los yankees todo es posible, porque no debería de ser candidata a las estatuillas, pero si es una película entretenida y si se me apura, puede dar lugar a muchas reflexiones.

La película comienza con un viaje a Bali de la protagonista, Liz, donde visita a un curandero que entre otras cosas lle dice que tendrá dos matrimonios, una largo y otro corto.

Ella que está casada, se queda dubitatiba ante esa afirmación del curandero, que la termina diciendo que volverá.

Una vez en Estados Unidos, comienza a darse cuenta que el matrimonio corto es el que tiene en ese momento, ya que se da cuenta que no va como ella desearía. En una de esas noches descubre a Dios y por revelación se da cuenta que su matrimonio no funciona y es cuando decide pedir el divorcio.

Conoce a un chico que interpreta una de sus obras en el teatro, y por momentos parece que el matrimonio largo puede ser ese. El actor hace meditaciones orientales y trabaja en una lavandería, donde también trabaja ella y deciden irse a vivir juntos, hasta que acaban dándose cuenta que no pueden seguir mucho más tampoco.

Es entonces cuando la protagonista decide hacer un viaje un poco rocambolesco. En una librería, se ha comprado un diccionario inglés-italiano y esa etapa rocambolesca que vive en el resto de la película es Italia-India-Bali.

En Italia, alquila un piso bastante destartalado y medio hundido y contrata a un profesor de italiano bastante peculiar, que junto a unos amigos, la enseña los placeres de la vida, sobre todo de la comida.

Como de la noche al día, nos encontramos en la India, en el centro donde se va a ir a meditar, donde coincide con un compatriota que se convierte como en su protector y a base de echarla lo que literalmente conocemos como "bronca" consigue espabilarla y que se quite pesos de la cabeza.

Y de nuevo en Bali, a visitar de nuevo al curandero, que la da una serie de terapias a seguir durante su estancia en la isla. En una de estas, sufre un atropello por parte de Felipe, nuestro conocido Javier Bardem, y en una fiesta coincide con él, y comienza lo que parece será ese matrimonio largo que la predijo el curandero.

Pero ella continua teniendo sus dudas y rechaza irse con Felipe a una isla desierta solo poblada por loros y tiene que ser una vez más, el viejo curandero el que la haga dar el paso y la película finaliza con los dos enamorados camino de esa isla desierta.

Como he dicho al principio, no es una película para oscar, pero si para pasar el rato y hacernos tomar alguna reflexión sobre el ritmo de vida que llevamos a veces.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada