Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dissabte, 3 de setembre de 2011

Cocina y autoestima

¿Puede la cocina abstraer de las preocupaciones cotidianas? ¿Puede la afición por cocinar y el gusto culinario servir de apoyo para cuando se tiene cierta depresión? ¿Puede el hecho de tener que cocinar si se hace con convencimiento relajar cuando se está acelerado y nervioso?

La cocina sin duda, cuando no se toma como una pesada carga y se realizan los guisos con convencimiento y procurando dar el propio toque personal, es un importante estímulo cuando se atraviesan determinados problemas personales porque relaja y ayuda a olvidar en el momento en el cuál se está centrado en el plato o platos a elaborar.

Da lo mismo que sean recetas sencillas o que sean muy sofisticadas, la cocina supone una importante terapia para las personas con ciertos problemas psíquicos y que necesitan realizar alguna actividad para distraerse y relajarse.

Evidentemente cuanto más tiempo se pase con delantal, entre fogones, com los utensilios para la elaboración de la receta y con los alimentos necesarios mejor, pero una sencilla receta, rápida de elaborar, también es un importante momento para centrarse en alguna actividad y olvidar problemas personales, nervios y otros problemas relacionados con la personalidad.

Baso estas afirmaciones en mi propia experiencia personal, ya que anímicamente estoy saliendo de  unos momentos personales muy difíciles. Pero el hecho de gustarme la cocina, y de ser el encargado de elaborar la comida durante este tiempo, me ha ayudando mucho a la hora de no pensar tanto en los problemas personales que me llevaron a la situación de la cuál estoy saliendo.

A las personas que les guste cocinar e incluso a las que no les guste tanto, les recomiendo que cocinen todo lo que puedan, con todo el agrado del mundo, y sin ninguna duda, notarán que mientras andan con delantal, entre fogones, con utensilios y con los alimentos necesarios, se olvidan de todo lo que les pasa, y atemperan sus nervios.

Mi propia experiencia personal, me lleva a afirmar con todo rotundidad, que la cocina aumenta la autoestima de las personas con ciertos problemas personales o de nervios.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada