Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dissabte, 17 de desembre de 2011

El cava



Imagen obtenida de http://www.productosdelmoncayo.com

El cava es la bebida festiva por excelencia. Se le presenta como ideal para favorecer el amor, expresar el afecto y la alegría familiar, presidir los reencuentros, animar las fiestas, sellar compromisos, celebrar triunfos, etcétera. Está por tanto relacionado con la buena fortuna.

El cultivo de la vid se remonta 5000 años atrás y ya en Egipto solían apreciar el vino. La cultura hebrea también daba mucha importancia al vino. Las culturas griega y romana ya hacían actos rituales con el vino. El cristianismo implantó la bebida del vino bueno durante la Navidad.

Los vinos espumosos tienen su origen en la Champagne francesa alrededor de 1695 pero se comenzó a hablar de ellos a principios del siglo XVIII. Pero también hay fechados vinos espumosos tiempo atrás en Gran Bretaña.

El vino se vuelvo espumoso por efecto del azúcar, las levaduras o la temperatura. Por eso se dice que el champán se inventó a si mismo.

Al principio todas las botellas de champán estallaban porque no soportaban la presión del gas carbónico de la fermentación. En 1735 se estableció que se embotellara en vidrio grueso y con tapón de corcho para evitar que se rompieran las botellas al abrirlas como pasaba hasta entonces.

La andanza del champán comenzó en el siglo XVIII y su consumo inicial se limitó a las cortes reales y a los medios más opulentos. Con el comienzo del siglo XIX se fue introduciendo en otras capas de la población.

En España esta bebida recibe el nombre de cava y se comenzó a desarrollar a finales del siglo XIX. La primera campaña de venta del cava comenzó en 1879. Con este nuevo cultivo la comarca catalana del Penedès se dió a conocer por todo el mundo. El cava español comenzó a cosechar medallas de oro a partir de 1888 afianzándose su consumo entre las sociedades acomodadas a finales de siglo.

Es en España donde su consumo se le empieza a asociar con la Navidad. Son las clases adineradas las que comienzan a hacer este uso a partir de 1898. Con su progresivo abaratamiento se fue introduciendo poco a poco en el resto de las familias.

El brindis es el acto de elevar la copa para desear un bien, ofrecer, dedicar, prometer o proponer alguna cosa. Su origen data de los antiguos ritos religiosos de ofrecimiento y consagración. Otros ritos relacionados con la suerte y fortuna del cava son arrojarse espuma, sumergir el dedo para mojar la sién o el bóbulo de la oreja o entrelazar los brazos para beber.

En Navidad es la bebida festiva por excelencia gracias a la leyenda de buena suerte de la que se ha sabido rodear hace apenas dos siglos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada