Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 14 de desembre de 2011

Los regalos




imagen obtenida de http://www.femenino.info


En la Navidad actual los regalos han adquirido un papel central y preponderante desplazando al resto de rituales sociales. Su empaquetado absorbe buena parte de la energía navideña, esfuerzo que se recompensa con los regalos recibidos de otros.

Hacerse regalos por estas fechas se remonta a la más remota antigüedad cuando en el solsticio de invierno era costumbre ofrecer obsequios a los dioses. La costumbre de intercambiarse regalos fortalece los vínculos sociales. Para que un regalo se convierta en un acto de unión debe apoyarse en el motivo concreto y llevar algo personal de qien lo envia.

Un embase bello transforma cualquier cosa que contenga en algo grandioso y digno de agradecimiento. El acto generoso de hacer regalos a los demás reside en el simbolismo de las celebraciones del solsticio de invierno.

Los presentes han sido siempre los instrumentos ideales para hacer un guiño amistoso a los dioses. La magia está dotada de todo el poder que reside en nuestra imaginación. Cuando las fechas resultan propicias merece la pena excitarla mediante los regalos.

En nuestro entorno sociocultural la costumbre de hacerse regalos se remonta a los tiempos de la fundación de Roma y fijó celebraciones como las Matronalia o las Saturnales donde era obligatorio intercambiarse regalos.

Con el paso de los años los regalos se diversificaron en función del poder adquisitivo. Los regalos se recibían el día de Año Nuevo pero la Iglésia Católica lo cambió por el día de Navidad, fecha que se mantiene en la actualidad.

La mesura debe ser uno de los atributos básicos del intercambio de regalos algo que no siempre se produce debido en parte al excesivo consumismo y a la excesiva publicidad. No se debe confundir un regalo con un soborno.

Todas las sociedades hablan de seres legendarios que tienen como función traer regalos. En la antigüedad los espíritus del bosque tenían su función fundamental y en algún punto de la historia esos espíritus comenzaron a obsequiar a los humanos.

De esta forma tomaron cuerpo duendecillos o semidioses que hoy en día tiene a Papá Noél como su más fiel representante.

Estos seres fantásticos no faltan ningún año a su cita con los niños convirtiendo lo que en su dia era un ritual de adultos en una gozosa fiesta infantil. Todos estos personajes fantásticos colman de magia el mundo infantil.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada