Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 7 de desembre de 2011

Los villancicos





imagen obtenido de http://intercambioinicial.blogspot.com



Es el sonido que identifica a la Navidad actual. Grandes y pequeños cantan con júbilo el nacimiento de Jesús. Actualmente se ha perdido la costumbre habitual hasta los años sesenta del siglo XX de que niños y adolescentes deambulen por la calle en grupos cantando villancicos.

Hoy los únicos villancicos que suenan por las calles proceden de los altavoces de los comercios pero en el interior de los hogares y los colegios, los niños siguen celebrando la Navidad cantando villancicos.

Es fácil que la tradición de los villancicos sobreviva gracias a los niños y a los comercios, ansiosos de alegría e ilusión los primeros, ávidos de despertar compras los segundos.

En los hogares donde no hay niños la Navidad sólo es un período de vacaciones. En cambio los que tienen hijos la abordan con un espíritu más navideño reservando un espacio para que padres, hijos y abuelos alrededor del belén, el árbol o la mesa, canten algunos villancicos.

El villancico es un género de composición poético musical español que se extendió a lo largo de los siglos XV y XVI. Al principio fueron monódicos para pasar más adelante a ser polifónicos.

La forma del villancico fue fijada por los poetas cancioneros en el siglo XV. Su estructura básica se compone de un estribillo inicial al que siguen una o más estrofas. Su palabra se originó por la gracia y el frescor de su composición. Se difundió en los ambientes cortesanos y fue musicado por importantes compositores.

Durante los siglos XVII y XVIII el término villancico era una cantata religiosa que se cantaba en las liturgías religiosas desde la Inmaculada Concepción hasta la Epifanía del Señor.

Las iglésias más humildes recurrieron a los villancicos cortesanos para transformarlos en versiones más populares. Esta intención acabó en representaciones teatrales añadiendo bailes a los cantos transformando la celebración sacra en un festejo popular.

En los comienzos del siglo XXI durante la época de Navidad las emisoras de radio y los comercios siguen avivando la tradición de los villancicos. Los cantamos mucho menos pero los oímos mucho más.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada