Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 27 de febrer de 2013

Desarrollar la capacidad creadora

Todas las personas somos creativas. No obstante, que unas personas lo sean más que otras indica que existe un factor decisivo en el desarrollo: la educación. Pero todos podemos crecer en este sentido.

Lluvia de ideas. Ante un problema tenemos que aprender a desarrollar la capacidad de pensar y formular diferentes salidas al mismo. De modo que al final nos quedemos con la que nos parezca más oportuna.

Tiempo para reflexionar. Dedicar un tiempo todos los días a estar con uno mismo.

Clasificar los problemas. Hay que valorar en su justa medida los problemas de la vida cotidiana, para así dar con la solución acertada.

Favorecer la fantasía. para que exprese libremente las posibilidades creadoras.

La creatividad en la vida cotidiana no supone pintar un cuadro o hacer un descubrimiento, sino el desarrollo de lo más sencillo: al preparar la comida o en el trabajo, aunque sea tan rutinario como estar en una cadena de montaje. La clave está en vivir cada día como uno diferente del resto. De este modo, la creatividad cotidiana nos permite ser más felices.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada