Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 19 d’agost de 2015

Diferencias entre el estudiante obediente y el estudiente responsable

Aunque parezca lo mismo, existen diversas diferencias entre el estudiante obediente y el estudiante responsable que pasaremos a destacar a continuación.

El estudiante obediente:

1. Está motivado por factores externos como la necesidad de complacer a la autoridad y de ganar una aprobación exterior.
2. Cumple ordenes.
3. Puede carecer de confianza para funcionar de forma eficaz a falta de figuras de autoridad. Carece de iniciativa, espera ordenes.
4. Su autoestima está definida externamente, solo se siente valioso cuando recibe aprobación.
5. Siente: yo soy mi conducta y probablemente alguien me hizo de este modo.
6. Tiene dificultad para ver la conexión entre la conducta y sus consecuencias.
7. Tiene dificultad para ver las alternativas y opciones. Le resulta difícil tomar decisiones.
8. Son comunes los sentimientos de desamparo y de dependencia del maestro.
9. Opera a partir de un sistema de valores externo que puede no ser adecuado para su persona.
10. Obedece, puede pensar.
11. Carece de confianza en las señales internas y en la capacidad de obrar por su propio interés.
12. Tiene dificultad en predecir los resultados o consecuencias de sus actos.
13. Tiene dificultad en comprender o expresar sus necesidades personales.
14. Capacidad limitada de ver satisfechas sus necesidades sin dañarse a si mismo o a los demás.
15. Poca capacidad de negociación. Tu ganas, yo pierdo.
16. Complaciente.
17. Está orientado a evitar el castigo, a sacarse de encima al maestro.
18. Puede sentir conflicto entre las necesidades internas y externas. Puede experimentar sentimientos de culpa o rebeldia.
19. Puede tomar malas decisiones para evitar la desaprobación o el abandono.

El estudiante responsable:

1. Está motivado por factores internos, como la necesidad de sopesar las alternativas y experimentar las consecuencias personales.
2. Elige.
3. Confia más en funcionar con eficacia a falta de autoridad. Toma la iniciativa.
4. Autoestima definida interiormente. Se siente valioso con o sin aprobación.
5. Sabe: yo soy mi conducta, aunque soy responsable de la forma de comportarme.
6. Es más capaz de ver la conexión entre la conducta y sus consecuencias.
7. Es más capaz de ver las alternativas y opciones y de tomar decisiones.
8. Es común la sensación personal de estar capacitado y de ser independiente.
9. Opera a partir de un sistema de valores internos, teniendo en cuenta los valores y necesidades de los demás.
10. Piensa, puede obedecer.
11. Tiene confianza en las señales internas y en la capacidad de obrar por su propio interés.
12. Es más capaz de predecir los resultados o consecuencias de sus actos.
13. Es más capaz de comprender y expresar las necesidades personales.
14. Es más capaz de cuidar de sus necesidades sin perjudicarse a si mismo o perjudicar a los demás.
15. Capacidad de negociación más desarrollada. Tu ganas, yo gano.
16. Cooperativo.
17. Está comprometido en las tareas, experimenta el resultado de las elecciones positivas.
18. Más capaz de resolver el conflicto entre necesidades internas y externas. Menos propenso a los sentimientos de culpa o rebeldia.
19. Puede tomar malas decisiones para experimentar las consecuencias personales y para satisfacer la curiosidad.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada