Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 27 d’abril de 2016

Cuando te falten las fuerzas



Cuando no puedas caminar más,
dejate en sus manos.

Cuando estés cansado,
abandónate en sus brazos.

Cuando el camino sea estrecho,
confía en su corazón.

Cuando te asalten dudas,
te queda la esperanza.

Cuando el sufrimiento aprieta,
contempla al crucificado.

Cuando todo se termina,
te quedan sus manos.

Cuando la noche llega,
se encenderá alguna estrella.

Cuando te falten fuerzas,
recuerda que él está contigo.

Cuando te rodea la muerte,
Jesús es la vida.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada