Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

divendres, 9 de juny de 2017

El amor de Dios

El amor de Dios no tiene requisitos. No se basa en nada, sino que él mismo es la base de todo. Es pura sorpresa. Es un abismo sin fondo. El hecho de que no esté basado en nada, nos da seguridad. Si se basara en algo y ese algo se derrumbara, entonces el amor de Dios también se derrumbaría. Pero con Dios no puede ocurrir tal cosa. Los que caen en la cuenta de esto pueden vivir la vida de libertad y plenitud. No tenemos que ganarnos el amor de Dios. Tampoco tenemos que sostenerlo. Es un don gratuito. Cuando no hay suficiente amor, las cosas cobran una enorme importancia, hasta el punto de convertirse en una adicción. La comida y la bebida, lo que gusta y lo que no gusta, el disfrute, las propiedades, el trabajo, el estatus, las influencias, el reconocimiento y muchos otros sustitutos adquieren gran valor. En la medida que disminuye el amor, aumenta el deseo de todo lo que no es amor.

Dios no puede dejar de amar porque no puede dejar de ser Dios. No preguntes como definir el amor de Dios; pregunta como recibirlo. No preguntes como explicar el amor de Dios; pregunta como experimentarlo, No preguntes como entender el amor de Dios; pregunta como ser transformado por él.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada