Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

dimecres, 11 d’abril de 2018

Rebatir los pensamientos pesimistas

Ni tus peores enemigos te pueden hacer tanto daño como tus propios pensamientos. Nuestros pensamientos malsanos hacen que nos comportemos inadecuadamente y nos sintamos mal. Evitarlos debe ser una constante en nuestra intención y comportamiento.

Si aprendemos a cambiar los comportamientos irracionales o pesimistas por otros pensamientos racionales, optimistas y objetivos, seguramente nuestras emociones y comportamientos serán más prácticos y felices.

El que puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino. Cuando se suceden una serie de acontecimientos no deseados en nuestra vida, el objetivo es intentar darle la vuelta a la situación o, pensando en positivo, creer que podía haber sido incluso peor.

No olvidemos que el optimista no es quien no ve las dificultades, sino el que no se asusta ni retrocede ante ellas. Por eso, aunque nos cueste verlo, las dificultades pueden ser ventajas, podemos hacerlo, porque nos ayudan a crecer y a desarrollarnos.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada