Total de visualitzacions de pàgina:

Publicidad

divendres, 30 de novembre de 2012

En nom del dret a decidir

En aquest díes m'he assabentat d'una de les tropelíes més grosses que s'han comet en nom de la crisi i de les retallades i en aquest cas, també podem dir en nom del dret a decidir.

Des d'enguany, tots els funcionaris de la Generalitat de Catalunya han vist més limitades les seves baixes laborals, amb descomptes salarials molt importants fins i tot en els primers dies de baixa.

Per la professió de la meva dona, que és docent a un Institut, i per la seva pròpia boca després d'assabentar-se ella mateixa de les consecuències d'aquesta tropelia, he comprobat al que arriba aquesta restrició, ja que dues companyes seves han sofrit descomptes salarials de 300 i 400 euros per tres i quatre dies de baixa respectivament.

Això constitueix una de les més grans agressions perpetrades en contra d'uns treballadors i no precisament fetes pel govern del PP, sinó pel govern de la Generalitat, que en nom del dret a decidir, pretenia aconseguir una àmplia majoria per a amb tota seguretat continuar fent coses pitjors.

Per això, no ha estat malament del tot la patacada que ha sofrit el partit governant a Catalunya, ja que vist el vist, no pretenia una àmplia majoria per a portar a Catalunya cap a la independència el més aviat possible, sinó també, i això no l'ha contat en la campanya electoral, continuar fent barbaritats pitjors encara.

Jo sóc partidari d'una Catalunya independent, perquè penso que una vegada superades les primeres dificultats d'aquesta separació de l'Estat Espanyol, anirien millor les coses i no hauriem de financiar obres estratosfèriques i de dubtosa rendibilitat com l'Ave a Galicia mentre la millora de les rodalies catalanes i la realització de les autovies pendents s'ha d'esperar a saber fins a quan, però no la vol a costa de que havent aconseguit el partit governant la majoria que demanava, que afortunadament no ha estat així, s'aprofités per a realitzar més retallades brutals i continuar la seva agressió als treballadors i als menys desfavorits.

Per això, hem de donar per bons els resultats electorals del passat 25 de novembre perquè amb tota seguretat ens permetrà que el govern no continui fent retallades tan brutals com aquesta de la reducció de sou per les baixes laborals.


Monsieur Lazhar (Philippe Falardeau)



Pel·licula de la Canadà francesa, on el seu director tracta el sempre delicat món de l'educació. És tracta d'una adaptació d'un monóleg teatral del mateix director. 

El film comença quan una de les professores es suicida en plena classe, aprofitant el moment de l'esbarjo dels nens i és descoberta per un dels nens més conflictius del centre.

Bashir Lazhar és originari d'Algèria i ha tingut que fugir del seu país arran de l'assassinat en un atentat de la seva dona i dels seus fills i davant el perill de córrer ell el mateix destí.

És quan es presenta al centre educatiu amb la intenció de substituir a la professora que s'ha suicidat, quan en realitat no és el seu ofici, ja que era en realitat el de la seva dona.

La pel.licula tracta a més del tema educatiu, la problemàtica de la integració i dels valors, així com temes tabús per als nens com el mateix suicidi.

El film es basa en un doble dol, el que estan tenint els nens per la mort de la seva professora i el que està tenint Bashir Lazhar per el trapàs de la seva dona i els seus fills.

La pel·licula ens mostra també que alguns dels aspectes educatius que pensavem que eren propis de l'Estat Espanyol, també els podem trobar al Canadà francòfon.

Els seus métodes d'ensenyament no agreden ni als pares ni a la directora del centre i al principi és questionat pels propis alumnes.

Mentrestant, aconsegueix l'asil polític a Canadà i després de fer als seus alumnes parlar sobre el suicidi, és acomiadat del centre després de descobrir que no era professor titular, abans de finalitzar el curs.

És una pel·licula molt recomanable, on el director ens descobreix el món de l'educació per dins i l'estranyeza amb la qual es sent una persona en un país que no és el seu.


dimarts, 20 de novembre de 2012

Trozo de mi infancia roto





El pasado domingo 18 de noviembre, fallecía en Madrid, Emilio Aragón Bermúdez, más conocido como Miliki, uno de los entrañables payasos que durante las décadas de los 70 y los 80 nos deleitó a muchos españoles, que entonces éramos niños y adolescentes, y los que no lo eran tanto, con su programa, el circo de televisión española, donde junto con sus hermanos, Gabriel (Gaby) y Alfonso (Fofó) y el hijo de este Fofito, llegaban a miles de hogares a través de la televisión.

El programa comenzó a emitirse en 1974, después de haber pasado todos ellos muchos años por los principales países de habla hispana, donde dejaron también una importante huella y no tardaron en meterse en el bolsillo a toda una generación de españoles.

Primero fue Fofó el que nos dejó, en pleno triunfo, en pleno programa y aquí es donde muchos españoles sufrimos nuestra primera gran decepción. Una vez fallecido Fofó, siguieron juntos los dos hermanos y Fofito, uniéndoseles más tarde Milikito, hijo de Miliki que al dejar el programa fue sustituído por Rody, hijo de Gaby.

Como suele pasar con los grandes conjuntos musicales, después de varios años trabajando juntos acabaron separándose, pero Miliki siguió deleitándonos, no solo haciéndonos reir en los programas en que aparecia junto con su hija Rita Irasema, sino volviéndonos a recordar las canciones del programa y otras nuevas en una serie de discos que grabó.

Ultimamente había comenzado a cultivar la literatura y nos deja también como legado diversas novelas policiacas que ha escrito ya en su madurez, en un momento en que su falta de movilidad le impedía realizar una vida más normal.

Esta reseña, me llevaría mucho tiempo si tuviera que hablar de toda la trayectoria de Miliki y de los payasos de la tele, pero dos días después de su triste desaparición, he querido recordar a uno de mis ídolos de infancia y de adolescencia y cuyas canciones, casi todas me las he aprendido de memoria, cuando no soy excesivamente bueno para memorizar canciones y que ahora mi hija Teresa, también canta haciéndolas así perdurar y manteniendo la memoria de estos grandes artistas del circo.
 

Campanilla el secreto de las hadas (Peggy Holmes)



Una película excepcional que tiene como protagonista a Campanilla, la famosa hada de Peter Pan y en la cuál la protagonista vive en la zona de las hadas cálidas y sueña con poder pasar algún día a la zona de invierno.

Acompaña a los animales que emigran hasta la frontera del invierno y por consejo de compañeras suyas no cruza la frontera, pero al tener que ir a consultar unas páginas que le faltan de un libro, bien abrigada llega a la zona de invierno, donde acaba descubriendo que tiene una hermana.

Tiene que volver a la zona cálida al ser descubierta por el jefe de la zona de invierno pero promete buscar a su hermana en la frontera para enseñarla la zona cálida. Con la ayuda de sus amigos consigue fabricar un artilugio que la ayuda a no tener calor pero acaba con todo el hielo y pierde la fuerza de las alas.

Al tratar de destruirlo, cae en la zona de invierno y provoca una helada en la zona cálida y es cuando entre todos tienen que salvar el árbol del polvo de hada, que permite poder volar a todos los habitantes de ambas zonas.

Se trata de una película más de la factoría Disney, que hará furor estas navidades y que ningún pequeño ni adulto con mentalidad de niño se deben de perder.


Contes per a explicar en 1 minut i 1/2 (Victòria Bermejo)



Llibre dirigit a nens amb l'objectiu de explicar històries i comptes en un minut i mig, com diu el seu títol. L'edat més apropiada per a començar a llegir aquests contes, podem situar-la al voltant dels cinc o sis anys.

La gran majoria de contes reflecteixen el món actual amb astúcia, humor i integritat i és perfecte per a tot el que necessiti llegir i no disposi de gaire temps.

No només està dirigit a nens i nenes, també està dirigit a persones adultes ja que l'inmmensa majoria de les històries inviten a reflexionar i avui dia tothom necessita fer diverses reflexions.

El llibre compta amb un total de 39 contes que són els següents: Els detectius sorpresos, La rosa i el card, La pedra amb malastrugança, Les clavegueres, L'oportunitat, S'ha de saber mirar, L'altre secret de la piràmide, No sóc un beneit, Gripaus i colobres, La familia de mags, L'indecís, El gladiador, La formiga i l'elefant, El submarí, Els dos gossos, El cei i el lladre, El fatxenda i el gitano, Sempre hi ha una solució, La nena que somiava l'Alejandro Sanz, El dit gros, Els surfistes, El concurs, Perdre o trobar, El bell gripau, Bon Jaume bon, Per Júpiter, Una solució absurda, Barba blava, El cotxe i el mosquit, La nena que entenia l'idioma dels animals, La discreció, Potser així es va inventar el foc, Les sabates vermelles, Curiosa mascota, La nena escuradents, Les golfes, Gulliver i Lil·liput, Les preguntes sobre un conte i Prohibit preguntar.

Molts dels títols ja delaten de que va el conte i és molt recomanable llegir-lo en uns temps tan dífícils com els que corrin actualment.


dimarts, 13 de novembre de 2012

Como mejorar la autoestima (Nathaniel Branden)



El libro comienza con un prefacio en donde se ponen ejemplos de falta de autoestima y se marcan las pautas a seguir y el motivo de la realización del libro.

El capítulo uno trata de la importancia de la autoestima y comienza recalcando que el modo en que nos sentimos con respecto a nosotros nos afecta en todos los aspectos de nuestra experiencia. Nuestras respuestas ante los acontecimientos dependen de quien y qué pensamos que somos. La autoestima es la clave del éxito o del fracaso.

La autoestima tiene dos componentes: un sentimiento de capacidad personal y un sentimiento de valia personal. La suma de la confianza y el respeto por uno mismo. Desarrollar la autoestima es desarrollar la convicción de que uno es competente para vivir y merece la felicidad. Desarrollar la autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices.

Cuanto más alta sea nuestra autoestima, mejor preparados estaremos para afrontar las adversidades. Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más posibilidades tendremos de ser creativos en nuestro trabajo. Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más ambiciosos tenderemos a ser. Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más posibilidades tendremos de entablar relaciones enriquecedoras y no destructivas. Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más inclinados estaremos a tratar a los demás con respeto. Cuanto más alta sea nuestra autoestima, más alegría experimentaremos por el solo hecho de ser. Estas son las recompensas de la confianza y el respeto por nosotros mismos.

El capítulo dos trata del concepto de si mismo como destino y comienza diciendo que la autoestima es el componente evaluativo del concepto de si mismo. Afecta a los sentimientos y a la conducta.

Narra una serie de casos que tuvo con pacientes y los ejercicios que les mandó realizar, así como las sensaciones que sintieron después de realizarlos. Al final de cada ejercicio pregunta al lector si hay algún aspecto de esa historia que haya tenido que ver con él.

Según el autor, todos nosotros llevamos una parte del niño que fuimos y que muchas veces de adultos actuamos como tal. Lo que interesa es lo que podamos hacer nosotros mismos para elevar el nivel de nuestra autoestima, para aprender a querernos y confiar en nosotros mismos, para sentirnos más seguros con respecto a nuestra eficacia.

El capítulo tres está dedicado a como vivir conscientemente. Dice que son las dos palabras que describen lo que podemos hacer para aumentar nuestra autoestima. Si deseamos crecer necesitamos saber que hacer. Todos nuestros logros son el reflejo de nuestra capacidad de pensar.

Es difícil que podamos sentirnos competentes en la vida si vagamos en medio de una niebla mental autoprovocada. La autoestima es la reputación que adquirimos con respecto a nosotros mismos. Vivir conscientemente significa generar un estado mental adecuado a la tarea que se realiza.

La autoestima depende del modo en que usemos nuestra conciencia. A continuación el autor pone algunos ejemplos de lo que es vivir conscientemente, seguidos de una serie de antónimos para contrastar estas dos realidades.

Uno de los puntos más importantes del vivir conscientemente es la independencia intelectual. Una persona no puede pensar a través de la mente de otra. La independencia es una virtud de la autoestima. El capítulo finaliza con un ejercicio para vivir más conscientemente.

El capítulo cuatro habla de aprender a aceptarse. Habla de la autoaceptación que significa aceptar nuestro cuerpo tal como es, lo que significa aceptarnos a nosotros mismos. Con ello se mantiene una relación más armónica con uno mismo. Sabiéndose aceptar no solo se mantiene una relación más armoniosa con uno mismo, sino que también existen aspectos de nuestra personalidad que no nos gustan que podemos cambiar.

Cuando se siente miedo no hay que combatir la falta de seguridad tensando el cuerpo. Así se está en guerra con uno mismo. Hay que practicar la táctica de la autoaceptación. No se combate la sensación de angustia, nos sumergimos en ella. Se respira suave y profundamente. Hay que pensar como se siente el cuerpo cuando no se tiene miedo.

A continuación como en otros capítulos, da una serie de consejos y ejercicios para combatir el miedo, acompañados de ejemplos de autoaceptación y autodesestimación. Cuando luchamos contra un bloqueo este se hace más fuerte. Cuando lo reconocemos y aceptamos comienza a desaparecer.

Una buena herramienta para cultivar el autoconocimiento, la autoaceptación y el desarrollo personal es la técnica de completar oraciones. Indica las oraciones incompletas que debemos completar.

Aceptarnos a nosotros mismos es aceptar el hecho de que lo que pensamos, sentimos y hacemos son expresiones del si mismo en el momento en que ocurren. Hay que considerar alguna acción que se lamente. Los errores con los que estamos dispuestos a enfrentarnos se convierten en peldaños de una escalera que conduce a una autoestima más elevada. No solo se tiene que luchar contra los defectos sino también contra las virtudes.

A veces el camino hacia la autoestima es solitario y temible. No podemos saber de antemano cuanto más satisfactorias resultarán nuestras vidas. Pero cuanto más dispuestos estemos a experimentar y aceptar nuestros aspectos peculiares, más rico se volverá nuestro mundo interior, mayores serán nuestros recursos y más aptos nos sentiremos para afrontar los desafios y oportunidades de la vida.

No hace falta coraje para admitir que dentro de nosotros hay un lugar donde, con defectos y sin ellos, nos gustamos a nosotros mismos. Propone otro complemento de oraciones para llevar a cabo esto.

El capítulo cinco trata de la liberación de la culpa. Por lo general nos sentimos culpables al contemplar algo que hemos hecho o dejado de hacer experimentando un sentimiento de minusvalia, cuando nos vemos impulsados a reaccionar o justificar nuestra conducta, cuando nos ponemos a la defensiva en actitud combativa cuando alguien menciona la conducta en cuestión y nos resulta difícil y penoso recordar o examinar la conducta.

Gran parte de lo que se llama culpa tiene que ver con la desaprobación o la condena de otros. Cuando se siente sentido de culpabilidad lo que en realidad se siente es miedo de que otro critique la acción realizada. La solución es atender a la auténtica voz del yo, respetar su juicio por encima de las creencias de los demás.

A medida que uno se vuelve más honesto con respecto a sus sentimientos, deja de lado la necesidad de sentir culpa y es más libre de pensar con claridad en los valores y las expectativas que pueda ser necesario cuestionar y rechazar. Si uno genera el coraje necesario para emprender la búsqueda de la independencia, el beneficio de la confianza y el respecto por si mismo serán inmediatos.

Como en otros capítulos, propone ejercicios de completar oraciones para comprobar si verdaderamento somos integros o no. Mas que autocondenarnos tenemos que aprender a hacer preguntas que den con la solución.

Cuando se comete una acción de la cuál nos sentimos culpables, debemos practicar el autoperdón. Hay que reconocer la acción, reconocer el daño causado a otra persona si ese hecho se ha producido, realizar todas las acciones a nuestro alcance para enmendar el daño causado y comprometernos a comportarnos de una manera diferente para no volver a cometer el error. Si aprendemos a comprendernos y perdonarnos nuestra conducta tiende a mejorar.

Otro de los aspectos que hace a las personas sentir sentimiento de culpabilidad es tener inquietudes diferentes de las personas que les rodean. Las personas que se sienten libres de culpa procuran aprender de sus equivocaciones. Vuelve a recomendar la técnica de completar oraciones con ejemplos para realizarlo.

Hace falta coraje para liberarnos de la culpa. Hace falta honestidad y perseverancia y comprometerse con la independencia y vivir consciente, auténtica, responsable y activamente. Pero puede hacerse.

Este desafio nos enfrenta no solo con nuestros defectos sino también con nuestras virtudes. Pone ejemplos y causas de estos sentimientos de culpabilidad. Los temas que siempre aparecen ante la culpa por aspectos positivos son el miedo a la responsabilidad y el miedo al aislamiento.

Reconocer los mejores aspectos de nosotros mismos y complacernos en ellos no significa volvernos arrogantes, jactanciosos o presumidos. No debemos estar dispuestos a mentir sobre quién y que somos. No debemos disculparnos para evitar o amortiguar la envidia. Una autoestima saludable prohibe esa clase de capitulaciones. A medida que aprenda a aceptar sus puntos fuertes, conseguirá una nueva y mejor clase de relaciones.

La lucha por la autoconfianza y el autorespeto vale lo que nos exige. Nuestro sentido del si mismo no se forma en un momento, se desarrolla con el tiempo. Si nuestra meta es evaluar nuestra conducta y a nosotros mismos para despejar el camino hacia una autoestima más elevada será preciso que penetremos en el pasado para volver a conectarnos con el si mismos niño o adolescente, aceptarlo y perdonarlo.

El capítulo seis trata del si mismo más jóven y la integración en él. Comienza hablando de casos de pacientes que recuerdan sus casos de más jóvenes y que les tienen todavía paralizados.

Cuando rechazamos a ese niño que fuímos estamos continuando nosotros mismos esa actitud con otras personas. Cuando aprendemos a perdonar al niño que hemos sido, el si mismo adulto ya no sostiene relación de rivalidad con el si mismo niño.

Cuando no se le reconoce ni se le comprende el si mismo niño puede convertirse en una perturbación que obstruye nuestra evolución y el goce de la existencia. Si es reconocido, aceptado, admitido e integrado, el si mismo niño puede ser una magnífica fuente de enriquecimiento de nuestra vida.

Como en el resto de capítulos recomienda diversos ejercicios para recordar como éramos de niños con sus respectivas frases incompletas. Para desarrollar la autoestima tenemos que aceptar al si mismo niño y tomarlo en nuestros brazos. Ejercicios parecidos los repite con el si mismo adolescente.

El capítulo siete habla de vivir de un modo responsable. Comienza recalcando que las personas que gozan de una alta autoestima tienen orientación hacia la vida activa y asumen plena responsabilidad en cuanto a la realización de sus deseos sin esperar a que otros hagan realidad sus sueños.

La gente que asume la responsabilidad de su propia existencia tiende a generar una saludable autoestima. Habla de las realizaciones que requiere la autoresponsabilidad. Es indispensable para una buena autoestima. Como en otros capítulos propone ejercicios de completar oraciones.

Aceptar la responsabilidad de la propia existencia es reconocer la necesidad de vivir productivamente. Esto es proporcionarnos una de las dichas y recompensas mayores que pueda experimentar el ser humano. Para ser más autoresponsable no basto con decírselo hay que preguntarse que hacer para serlo.

El capítulo ocho trata de vivir de un modo auténtico. La buena autoestima exige coherencia, con lo cuál el si mismo interior y el si mismo que se ofrece al mundo deben concordar.

Cuando se falsea la realidad se rechaza uno a si mismo. La honestidad consiste en respetar la diferencia entre lo real y lo irreal. Cuando intentamos vivir de una manera poco auténtica, siempre somos nuestra primera víctima, ya que el fraude va dirigido contra nosotros mismos.

La mayoría de nosotros hemos sido educados casi desde el mismo día en que nacimos para no saber que es vivir auténticamente. Para conseguir la autenticidad son necesarios el coraje y la independencia.

Las personas que gozan de una alta autoestima estan lejos de gustar siempre a los otros. Aprenden que hay gente a la que es mejor evitar y tratan de buscar relaciones enriquecedoras en lugar de nocivas.

Pone casos de pacientes con autoestima baja por no ser ellos mismos y nos invita a formularnos una serie de preguntas completado con la finalización de oraciones. La vida es un proceso de acción autosostenida y autogenerada. Con perseverancia el proceso se vuelve más fácil y atractivo.

El capítulo nueve habla de desarrollar la autoestima de los demás. Cuando nuestras relaciones humanas tienen dignidad, las gozamos más y cuando nosotros manifestamos dignidad, nos gustamos más a nosotros mismos.

Cuando nos comportamos de manera que acabamos llevando la autoestima de los otros, también estamos aumentando la nuestra. Estas afirmaciones las complementa con ejemplos. El principal es como trata él a los pacientes. Un ser humano es una entidad que merece respeto.

Una de las experiencias que las personas necesitan obtener es la de ser visibles y respetadas. Los buenos terapeutas son comprensivos pero no sentimentales y no estimulan la pasividad ni la autocompasión. En el trato con la familia, los amigos o los socios, siempre surgirán ocasiones en las que podamos ayudarlos transmitiéndoles esta perspectiva.

Las características de los terapeutas eficaces es que saben que sus pacientes poseen mayores potencialidades que las que ellos mismos pueden reconocer. Si deseamos alimentar la autoestima de otra persona, hemos de relacionarnos con ella desde nuestra concepción de lo que merece y lo que vale.

Cuanto más trabajamos en nosotros mismos, parecemos adquirir un mejor sentido de lo que es correcto en nuestras interacciones. Si deseamos hacer una contribución positiva al concepto de si mismo de los demás, la autoestima empieza por uno mismo. El individuo no es el adversario de la comunidad, sino su pilar más vital.

El capítulo diez trata la cuestión del egoismo, diciendo que se confunde la autoestima con nociones falsas de egoismo. La autoestima, la autorrealización y la búsqueda de la autonomía se estan volviendo moralmente sospechosas. Cuanto más alto sea el nivel de autoestima de un individuo, más probable será que trate a los demás con respeto, amabilidad y generosidad.

La gente que no experimente amor por si misma tiene poca capacidad de amar a otros. La gente que padece de inseguridades y dudas suele sentir que los demás seres humanos son temibles y hostiles. Quien posee poca autoestima no tiene nada que aportar al mundo.

Casi todos los sistemas éticos que han alcanzado algún grado de influencia universal han sido variedades del tema de la autorrenuncia y el autosacrificio. Se nos inculca que la virtud consiste en satisfacer las expectativas de los demás.

Muchos hombres y mujeres que se esfuerzan por alcanzar la autorrealización se sienten indefensos e intimidados ante estas acusaciones de egoismo. Para vivir con éxito necesitamos una ética que predique un interés racional por uno mismo.

El capítulo once y último hace un resumen del impacto de la autoestima. Hace los ejercicios de completar oraciones que realiza en capítulos anteriores. Siempre sobreviene algo de angustia al efectuar la transición de un viejo a un nuevo concepto de si mismo. Si persevera en sus nuevos aprendizajes y conductas, pronto se sentirá cómodo con su nuevo sentido de si mismo y la ansiedad desaparecerá.

Los beneficios de una buena autoestima son mayor confianza por si mismo y amor por si mismo, mayor satisfacción con nuestro propio ser, mayor orgullo por lo que hemos logrado con nuestra propia persona.

El aumento de la autoestima hace las cosas diferentes. Cuando se tenga claro en que consiste esa diferencia, se sabrá que obtenerla merece la pena. Y comprometerse a realizar el viaje, descubrirá que en realidad ya ha comenzado.

Se trata de un libro con bastantes años en el mercado, pero muy válido para personas con problemas de autoestima y de desarrollo personal.


dijous, 8 de novembre de 2012

500 partidos en primera división



No suelo escribir mucho de deportes en este blog. De hecho si no me falla la memória es la primera vez que lo hago, ya que tampoco sigo el fútbol con mucha intensidad, pero este último fin de semana se ha producido un hecho destacable que no quiero dejar pasar por alto.

El Rayo Vallecano, el entrañable equipo del barrio en el que he pasado hasta el momento buena parte de mi vida, ha cumplido 500 partidos en primera división y lo ha hecho a lo grande, ganando al Málaga, un equipo que está dejando huella en la Champions Legae, cuando nadie daba un duro por él después de los últimos resultados.

Su primer partido en primera división lo disputó el 4 de septiembre de 1977 en el Estadio Ramón de Carranza de Cádiz. Aunque el debut no fue muy afortunado, ya que cayó derrotado por 2-1 aquella temporada pasó a la historia porque además de lograr la permanencia se ganó por méritos propios el apodo de "Matagigantes" al derrotar en su estadio a todos los grandes.

Aquel glorioso día formó con una alineación que luego fue la tipo de la temporada y que se ha convertido en uno de los mejores equipos de su historia y que fue la siguiente: Alcázar, Anero, Uceda, Tanco, Luna, Nieto, Fermín, Landáburu (la de goles de corner directo que marcó), Alvarito, Rial y González.

Otra temporada gloriosa en sus largas trece temporadas en la máxima categoría, fue la 1999-2000, cuando recién ascendido, y de la mano de Juande Ramos, uno de los mejores entrenadores que ha pasado por el equipo, logró clasificarse para la copa de la Uefa.

Personalmente me quedaré con la temporada de su debut, en la cuál cayeron derrotados en el Estadio de la Avenida de la Albufera el Real Madrid (3-2), el Barcelona (2-1), Sevilla (4-1), Valencia (3-0), Betis (4-2), Atlético de Madrid (2-0) y Athletic de Bilbao (3-2) a algunos incluso después de remontarles resultados adversos como al Real Madrid y al Athletic de Bilbao.

De los 500 partidos disputados en primera división ha ganado 140, ha empatado 129 y ha perdido 231. Ha marcado 529 goles, ha encajado 825 y ha conseguido 429 puntos.

Espero que este humilde equipo juegue muchos más partidos en primera división y que cuando alcance su partido número 1000, pueda estar aqui para contarlo.


dimarts, 6 de novembre de 2012

Como actuar con seguridad (Judith Stewart)



Interesante libro en el cuál con dos personajes de ficción se narran una serie de relatos que ayudan a aumentar la seguridad y la autoestima de las personas.

El primer relato nos ayuda a actuar con seguridad. Chris enseña a Hellen y Mark a actuar con seguridad y les da las claves de las personas inseguras como reaccionar con agresividad, dejarse convencer antes de comparar, no saber decir no, comportarse con actitud pasiva, tener tendencia a huir de los conflictos, prefieren que otros tomen las decisiones por ellos, no expresan sus necesidades, tienen tendencia a menospreciarse.

Les dice que actuar con seguridad pone en igualdad de condiciones con la otra persona. La persona segura es capaz de expresar lo que piensa, lo que siente y lo que quiere. Actuar con seguridad significa comunicarse de forma honesta y directa. Si hablamos con una persona que actua con seguridad nos sentimos respetados y tratados como iguales. La clave de actuar con seguridad consiste en ser capaz de evaluar una situación, considerar las consecuencias y actuar de forma adecuada.

Actuar con seguridad significa tener derecho a negarse sin sentirse culpable, tener derecho a decir lo que queremos teniendo en cuenta que el otro lo tiene a negarse y no menospreciarse uno mismo.

El segundo relato trata de como devolver con seguridad artículos defectuosos. Hay que decidir lo que se quiere y averiguar si es posible llevarlo a cabo. No tenemos que vernos envueltos en una discusión ni permitir que nos cambien de tema. Tenemos que aferrarnos a nuestra posición. Existen para ello la técnica del disco rayado repitiendo el mensaje y la de devolver la pelota que consiste en afirmar lo que ha dicho el interlocutor repitiendo alguna de sus palabras sin dejar de usar el disco rayado.

Para mostrar seguridad también es importante el lenguaje corporal y el tono de voz, ya que buena parte de las ocasiones esto es creible. Para lograr esto hay que creer en lo que se dice.

El relato tercero enseña a decir no. Cuando insisten mucho es buena la técnica de devolver la pelota. Cuando no dan detalles de lo que se debe de hacer hay que pedirlos. Una buena técnica para negarse es decir que sabe mal pero que no se puede.

Si se dice si cuando se quiere decir no se termina odiando el compromiso adquirido. Hay que elegir no involucrarse en los problemas de los demás y ser respetado y tratado como un ser humano.

El relato cuarto enseña a negociar y llegar a un acuerdo. Cuanto más seguro, abierto y franco se es con las personas que nos rodean, más lo son ellos con nosotros. Actuar con seguridad significa no ser prisionero de una voz maternal que nos indique lo que debemos hacer.

Poder cambiar de opinión es otro de nuestros derechos y ante esta situación necesitamos un acuerdo viable. Las posiciones y los intereses no son lo mismo. Hay que averiguar el interés del otro y negociar. Hay que encontrar una forma de satisfacer los intereses de ambos.

El relato quinto enseña a afrontar las críticas. Mark explica a Chris algunas de las críticas de su jefe que le hacen dudar de la eficacia de su trabajo. Chris dice que ante situaciones así no hay ni que disculparse ni atacar. Hay que practicar la afirmación negativa que consiste en dar la razón utilizando algunas de sus palabras. Hay que saber aceptar las críticas válidas y defenderse de las que no lo son.

En el relato sexto se continua con las críticas y los protagonistas aprenden a evitar manipulaciones y a criticar. Hay que practicar la interrogación negativa para saber cuál es el problema y preguntar por los aspectos positivos. Cuando criticamos debemos especificar también los aspectos positivos y cuando nos dan un cumplido aceptarlo.

El relato siete trata de como mejorar las relaciones amistosas. Dice que las discusiones entre parejas la mayoría de las veces se deben a rencores con los demás. Solemos creer que nuestra forma de vivir y de ver el mundo es la verdadera y si los demás hacen las cosas de forma diferente pensamos que son malos o inferiores.

Hay que obserbar la situación desde el punto de vista del otro. No hay que dejar que los rencores y los enfados se acumulen demasiado. Hay que saber expresar el enfado con seguridad en vez de con agresividad y decidir el lugar adecuado para hablar.

Cuando se quiere lograr un trabajo bien por ascenso o bien por vacante hay que decir que se desea ya que suelen creer que nos gusta lo que hacemos. Si no se tiene la convicción de que se desea por el tono de voz o el lenguaje corporal nos delatamos aunque digamos que lo deseamos.

Hay que prepararse para el trabajo que se desea y realizar cursos para comportarse con seguridad. Para hacerse notar hay que participar en las reuniones, dirigir equipos de trabajo y mejorar la autoestima. Hay que cambiar el quien yo por el si yo. No hay que tratar de hacer todo lo posible sino obtener lo que se quiere. Hay que hacernos a nosotros mismos regalos que nos gusten y confiar en nosotros mismos. Pensando positivamente se da lugar a que ocurran cosas positivas.

El relato ocho y último profundiza en la entrevista y como comportarse con seguridad. A la hora de preparar un curriculum hay que averiguar todo lo posible sobre el trabajo en cuestión. Hay que resaltar las actividades que se han hecho y las responsabilidades adquiridas.

En las entrevistas hay que actuar con seguridad y hablar sin menospreciarse, saber lo que se quiere decir y sin rodeos. Si se necesita tiempo para pensar hay que tomárselo. No hay que ignorar los halagos.